Mis primeros veinte años los pasé en un sexto piso del centro de Madrid, de modo que la ventana de mi habitación me ofrecía un paisaje de azoteas, chimeneas y antenas, y como siempre he dibujado lo que me rodea, empecé por los tejados, seguí con las fachadas y terminé bajando a la calle.

Dibujar es captar una visión y representarla. También es saber mirar y dar forma a lo visto.

Para mí, es una necesidad instintiva de representar lo que me rodea y de transmitirlo.

Aparte de dibujar ciudades, ilustro para periódicos, revistas, libros, campañas de publicidad, de prevención, aprendizaje, iniciación a la lectura, integración y control emocional. Hago cómic, dibujos animados, scribing, cortinillas para televisión, escenografías y murales. También imparto talleres de dibujo para grupos reducidos donde lo importante es el proceso y no el resultado. Jugando y no juzgando.

Si os apetece ver cómo empezó todo y cuál ha sido mi trayectoria podéis ver mi Currículum Gráfico.